Carta

NUESTRAS PROPUESTAS

Buscan despertar los sentidos y conectarlos con las emociones, tan fácil y tan complicado como eso. Lo procuramos creando ‘experiencias gustativas’ –así es como nos gusta denominarlas–, llenas de matices, en apariencia efímeras pero perdurables en la memoria culinaria. Para ello creemos indispensable la excelencia en el producto. Cocinamos aquello que nos ofrecen la huerta, la lonja, los bosques, los proveedores de confianza… ellos marcan el ritmo de nuestros platos.

Productos de temporada, con dimensión propia, maduración lenta y específica de nuestro entorno, porque creemos que lo mejor no es, ni mucho menos, sino lo que está en su mejor momento, contribuyendo a la sostenibilidad, otro de nuestros puntos de partida.

La carta de Culler tiene, no obstante, continuos guiños a algunos productos, recetas y hasta conceptos fetiche: el verano es tiempo de pescados azules, de espárragos blancos, de guisantitos y de tomates. El otoño, de setas y de humedad; el invierno, de caldos y de pucheros, platos de cuchara que nos fascinan, y la primavera, de una variedad impresionante de hierbas y brotes. Con todo ello, cada temporada es totalmente diferente a la anterior y así, interpretamos un territorio y lo ponemos en valor a través de la creatividad y cocinando las estaciones.

En nuestro platos queremos que prime el equilibrio, de sabores, de colores, de cocciones, de texturas… sensaciones que conformen un menú contemporáneo sencillo, saludable, con resultados bellos, armoniosos y dinámicos… Platos con alma que despierten todos los sentidos y emocionen.

Buscamos alimentar no solo el estómago, sino también la curiosidad, el deseo a través de una cocina sincera, divertida, consecuente, y lo hacemos aplicando la experiencia acumulada en tantas y tantas horas de cocina, junto con las propias experiencias vitales que enriquecen siempre los mensajes culinarios de Culler.

Con la llegada de la primavera, nuestros campos se llenan de un espectáculo revolucionario para nuestros sentidos en forma de verduras, hortalizas y flores, dejando atrás el recuerdo del invierno para dar paso a matices más variados, frescos y coloridos

Menú Descuberta

¿Y ahora qué…?

Descuberta representa el camino de Culler en la actualidad: curiosidad, descubrimiento…

Una mirada atenta a nuestro entorno, donde nos dejamos sorprender por lo que nos ofrece la  tierra atlántica, por sus ritmos…
Mira, escucha, huele, saborea… Es posible que todo lo que te rodea esté aquí:

 

4 aperitivos, entre 13 y 15 platos (según  mercado),  1 pre postre y 2 postres.
El menú más largo y más innovador.

Precio menú  190,00€ (por persona)

Maridaje 85,00€ (por persona, (opcional)


Los menús se servirán por mesa completa. Pueden variar por cuestiones de mercado, pero siempre manteniendo la misma estructura.


Menú Marexada

¿Navegamos entre el origen y la vanguardia?
 Recorremos lo más tradicional y lo más innovador de Culler en:
4 aperitivos, 7 platos , 1 pre postre y 2 postres

precio menú  170,00€ (por persona)

maridaje 70,00€ (por persona, (opcional)


Los menús se servirán por mesa completa. Pueden variar por cuestiones de mercado, pero siempre manteniendo la misma estructura


Menú Ronsel

¿Recuerdas?
Sabores que dejan una estela en nuestro paladar, que evocan recuerdos, que permanecen…
El menú más corto con los platos más tradicionales de Culler:
5 aperitivos, 4 platos y 2 postres

precio menú 150,00€ (por persona)

maridaje 55,00€ (por persona, (opcional)


Los menús se servirán por mesa completa. Pueden variar por cuestiones de mercado, pero siempre manteniendo la misma estructura

La propuesta responde a las señales que nos va marcando la naturaleza en cada temporada, definiendo  así la condición dinámica de los menús, siendo siempre una premisa la frescura, la estacionalidad y el carácter cambiante de la misma y sobre todo el equilibrio y su calidad.